Yoga

Son 5 las posturas de yoga que debes hacer para aplanar el abdomen

Los beneficios del yoga son innumerables y en la siguiente nota te mostramos cinco posturas de yoga para quemar calorías, aplanar el abdomen y reducir la cintura, puesto que en esta zona es donde más tendemos a acumular grasa. ¿Te animas a ponerlas en práctica?  

Son 5 las posturas de yoga que debes hacer para aplanar el abdomen
Son 5 las posturas de yoga que debes hacer para aplanar el abdomen

Si lo tuyo no son los clásicos abdominales que aumentan la presión sobre el suelo pélvico, llegando en ocasiones a debilitarlo, debes saber que existen otras alternativas menos invasivas para ejercitar esta zona del cuerpo, una de las más problemáticas en el caso de la población femenina, pues es justo en el abdomen donde se concentra el mayor porcentaje de grasa corporal.

El yoga es una de las tantas opciones que tienes a tu alcance para quemar calorías y activar todo el cuerpo. Existen una serie de asanas o posturas corporales perfectas para ayudarte en tu propósito de ejercitar la musculatura abdominal y reducir centímetros de cintura, incluso están indicadas para aumentar la resistencia y mejorar la flexibilidad.

Bhujangasana

Bhujangasana

La postura de la Cobra es excelente para activar los músculos de los brazos, piernas y abdomen, debido a que buena parte del esfuerzo recae en ellos. Para hacer esta asana, échate en el piso boca abajo sobre la esterilla con las piernas estiradas y las manos a la altura de los hombros. Toma aire para levantar la parte superior del cuerpo en la medida que estiras ambos brazos, echando hacia atrás la cabeza y la espalda. Es importante que mantengas en todo momento la cadera y las piernas en contacto con el suelo. Cuando alcances Bhungasana, mantén la posición durante cinco respiraciones completas para salir de la pose.

Ustrasana

Ustrasana

Para hacer Ustrasana ponte de rodillas sobre la esterilla con la espalda recta, las piernas separadas al ancho de las caderas y los dedos de los pies apoyados en el suelo, cuidando de que el empeine no toque el piso. Desde esta posición estira los brazos hacia delante, paralelos al suelo, luego echa la espalda hacia atrás junto con los brazos hasta que logres tocar tus pies con ambas manos o al menos los dedos. Mantente así durante cinco respiraciones y luego regresa a la postura inicial. 

Vasisthasana

Vasisthasana 

También conocida como tablón lateral, es una postura que permite desarrollar fuerza y equilibrio, no obstante esta asana es muy practicada para tonificar los brazos, la espalda y el abdomen puesto que todo el peso se concentra en estos puntos del cuerpo que proporciona soporte y equilibrio. Para hacer Vasithasana arrodíllate en el piso sobre una esterilla, con la espalda recta, las piernas juntas y los brazos a ambos lados del cuerpo. Toma aire para apoyar las manos en la esterilla de tal manera que los brazos queden perpendiculares al suelo. Estira las piernas, luego apoya el peso en la mano derecha, gira el cuerpo hacia la derecha y levanta hacia el techo el brazo izquierdo. Mantente durante cinco respiraciones completas, tiempo durante el cual deberás inspirar y espirar profundamente para luego regresar a la posición original e intentar nuevamente con el lado contrario.

Paschimottana

Paschimottana

Para hacer la postura de la Pinza sentada, siéntate en el suelo sobre una esterilla con las piernas juntas y estiradas delante de ti, el tronco recto y las palmas de las manos apoyadas en el suelo apuntando en dirección a los pies. Ahora eleva los brazos hasta alinearlos con el tronco en posición vertical, respira profundamente para luego doblar la parte superior del cuerpo hasta plegar completamente a las piernas, manteniendo en todo momento los brazos y la espalda estirados. Cuando estés en Paschimottanasana agarra los pies con las manos y aguanta durante cinco respiraciones.

Parivrtta Parsvakonasana

Parivrtta Parsvakonasana

Esta asana tiene un gran impacto en los músculos abdominales centrales. Arrodíllate en posición de oración, luego párate sobre una rodilla y dobla en un ángulo de 90 grados. Estira la pierna contraria manteniendo el equilibrio sobre los dedos de los pies y una vez hecho esto, inclina el cuerpo hacia un lado y mira hacia adelante. Mantente así durante cinco respiraciones completas, reposa y repite nuevamente.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias