Yoga

Jathara Parivartanasana o la postura de Estiramiento del Gato, así puedes fortalecer la columna vertebral

En la práctica la postura de Estiramiento del Gato no solo genera una profunda sensación de estiramiento, esta asana básica de yoga fomenta la relajación, de allí su efecto calmante. En las siguientes líneas te explicamos cómo hacer Jathara Parivartanasana.

Jathara Parivartanasana o la postura de Estiramiento del Gato, así puedes fortalecer la columna vertebral
Jathara Parivartanasana o la postura de Estiramiento del Gato, así puedes fortalecer la columna vertebral

Jathara Parivartanasana, la postura de Estiramiento del Gato o como también se le conoce la pose de Torsión de columna tumbado, es una excelente opción para tonificar la columna vertebral y eliminar la  rigidez en espalda, hombros y cuello, mediante un suave movimiento de torsión tumbado en el piso boca arriba. 

Jathara Parivartanasana o la postura de Estiramiento del Gato

Jathara Parivartanasana tiene un efecto calmante en el cuerpo y la mente, gracias a que desbloquea el sistema nervioso durante su ejecución, liberando buena parte de las tensiones acumuladas en hombros, espalda y caderas, aportando a su vez más energía a todo el organismo.

Beneficios de hacer la postura de Estiramiento del Gato

Cómo hacer Jathara Parivartanasana

Para armar esta postura de torsión de la columna vertebral acuéstate boca arriba sobre una esterilla con las piernas estiradas y los brazos abiertos hacia los costados alineados con los hombros. Desde esa posición flexiona las rodillas para llevar los pies a la altura de la cadera, manteniendo las plantas apoyadas en el suelo.

Gira ambas rodillas hacia la izquierda hasta que la pierna izquieda quede completamente apoyada sobre el piso, asegurándote de mantener los omóplatos y los hombros en contacto con el suelo, mientras la columna realiza un giro sobre su propio eje para que el estiramiento sea realmente efectivo.

Una vez que hayas alcanzado Jathara Parivartanasana, mantén la pose durante al menos cinco respiraciones completas para estirar los muslos, la ingle, el abdomen, la espalda y los brazos durante cada exhalación. Para salir de la postura del Abdomen Girado, endereza la cabeza, luego el torso y por último las piernas.

Quiénes no pueden hacer Jathara Parivartanasana

Como todas las posturas de torsión de la espalda que combinan giros con movimientos de flexión y extensión, su práctica está contraindicada en caso de presentar lesiones en la columna o embarazo para evitar poner presión sobre el abdomen, en este último caso te recomendamos realizar las variantes más sencillas.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias