Noticias

Los trials de EEUU se despidieron con un récord mundial y un dream team de temer

Sydney McLaughlin se convirtió en la primera mujer que rompe la barrera de los 52 segundos en los 400 metros con vallas en el cierre de unos trials de EEUU en los que los talentos jóvenes deslumbraron a lo largo de todo el evento, destacando el adolescente de 17 años Erriyon Knighton, quien se perfila como sucesor de Usain Bolt. 

Los trials de EEUU se despidieron con un récord mundial y un dream team de temer
Los trials de EEUU se despidieron con un récord mundial y un dream team de temer

Este domingo culminaron los trials de EEUU en los que la USA Track & Field seleccionó los atletas de pista y campo que representarán al país en el programa de atletismo de los Juegos Olímpicos de Tokio, con una jornada en la que destacó, entre tantas estrellas, Sydney McLaughlin quien logró la mejor marca de todos los tiempos en los 400 metros con vallas femeninos con 51:90 segundos.

Trials de EEUU

Sydney McLaughlin superó en la final de los trials de EEUU a Delilah Muhamad, campeona olímpica en Río 2016, del Mundo en 2019 y poseedora del récord mundial de 52:17 segundos. La atleta de 21 años y nativa de Nueva Jersey es la primera mujer que rompe la barrera de los 52 segundos. McLaughlin es un prodigio del atletismo desde su adolescencia cuando a los 16 años de edad se ganó una plaza en el equipo olímpico para Río 2016, donde alcanzó las semifinales.

En la jornada de cierre de la competencia, hasta el récord de Sydney McLaughlin, todas las miradas estaban puestas sobre el adolescente de 17 años Erriyon Knighton, que se ha revelado como el sprinter sensación del atletismo estadounidense y con una proyección que se pierde de vista al mejorar durante el evento su récord mundial sub-18 de los 200 metros (20:09), que era previo a los trials de EEUU.

En la primera eliminatoria Erriyon Knighton derrotó en su serie al campeón mundial Noah Lyles marcando un sorprendente 20:04, un registro que mejoró en las semifinales con 19:88 y en la final lo volvió a comprimir hasta los 19:84, un tiempo que sólo fue suficiente para llegar tercero en la meta tras Noah Lyles con 19:74 y Kenny Bednarek que finalizó segundo en 19:78. Erriyon Knighton será el miembro más joven del drean team olímpico estadounidense y durante los trials anunció un jugoso contrato con Adidas que le permitirá sortear la etapa universitaria.

Otro joven talento que despuntó en la despedida de los trials de EEUU fue Athing Mu, la joven de 19 años proveniente de una familia de refugiados sudaneses, que mandó en los 800 metros gracias a un tiempo de 1:56:07, la mejor marca mundial del año, un registro que junto a los 49:57 que logró en los 400 metros la perfila como favorita para el podio de los Juegos de Tokio. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias