Al Aire Libre

Náuseas al final de una carrera y consejos para evitarlas

Factores como la alimentación, nutrición, calor, humedad, hidratación, experiencia, preparación y cuantía del esfuerzo físico pueden causar las temidas náuseas en la etapa final de una carrera, una coyuntura que debe asumirse como una oportunidad para solucionar sus causas antes de competir.

Náuseas al final de una carrera y consejos para evitarlas
Náuseas al final de una carrera y consejos para evitarlas

Una sensación relativamente frecuente entre los runners principiantes es sentir náuseas al culminar una carrera particularmente larga. Este síntoma desagradable puede deberse a diversas razones y en la mayoría de los casos no obedece a algún padecimiento base de gravedad y que merezca preocupaciones mayores. En líneas generales suele ser una coyuntura manejable y es aconsejable asumirlo como una oportunidad para solucionar sus causas antes de participar en un evento competitivo.

Una forma rápida y eficiente de afrontar las náuseas post carrera es beber agua lentamente, en el caso de falta de hidratación. Mientras se corre se debe obedecer a la sed y eso significa ingerir alrededor de 6 a 8 onzas de líquido para los corredores que superan un ritmo de 8 minutos por milla, y de 4 a 6 onzas de líquido cada 20 minutos para aquellos que corren más lento.  

Si las náuseas del runner obedecen al calor y la elevada humedad es aconsejable ingresar a un espacio con aire acondicionado, cuya diferencia de temperatura interna con la medioambiental no sea excesivamente contrastante, con la intención de refrescar el cuerpo. Correr en tales condiciones hace aconsejable reducir las distancias. Una hidratación suficiente en esos casos es fundamental.

Es importante, independientemente de las causas de las náuseas, no obligarse a continuar la carrera y descansar. También es ideal, si las condiciones físicas lo permiten, no obviar la fase enfriamiento mediante un trote suave de 5 a 8 minutos. Si el malestar persiste o se vomita después de varias horas es aconsejable consultar a un profesional de la salud.

Si las náuseas post carrera fueron de corta duración y se está seguro de las causas que la originaron se podría volver al running activo un día o dos después del incidente. Si el malestar obedeció a un esfuerzo excesivo es necesario bajar la intensidad del esfuerzo físico además de revisar su técnica de calentamiento y enfriamiento.

Si las náuseas se debieron a la alimentación o la nutrición previa a la carrera es necesario revisar y variar su menú, con el objetivo de experimentar con cuales platillos e ingestas se está más a gusto y dejar a un lado los alimentos que le afecten su rendimiento.    

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias